Un transportista de Alta Italia se convirtió ayer en el primer caso positivo de coronavirus en esa localidad, aunque claramente se pudo establecer que su contagio no fue en La Pampa sino que lo hizo en algún lugar no determinado del norte del país, desde donde regresó enfermo.

Ayer por la mañana se confirmó el positivo del análisis y el paciente fue trasladado a General Pico, donde luego de ser evaluado anoche se decidía si debía ser hospitalizado o aislado en un hotel de la ciudad.

El afectado regresó a La Pampa enfermo y por precaución no ingresó a su casa, poniendo a salvo a su familia. Pasó la noche en la cucheta de su camión y por la mañana dio aviso a las autoridades sanitarias de la localidad, que pusieron en marcha el protocolo del caso.

El trabajador fue aislado en las instalaciones del asilo de la localidad, que está a punto de ser reinaugurado luego de una serie de obras de refacción y ayer, confirmado el positivo de su análisis fue trasladado a General Pico.

El intendente de Alta Italia, Hernán Gaggioli, informó ayer a la tarde en diálogo con LA ARENA que al tratarse de un caso aislado y por las medidas de profilaxis que tomó el propio afectado, no hay otras alternativas en la localidad respecto del particular. Manifestó que «solo está aislada por precaución su esposa, con la que tuvo apenas un contacto lejano. Está bajo observación y es la única consecuencia porque a los hijos ni siquiera los vio».

El jefe comunal destacó el gesto responsable del transportista y lo describió como «un gran trabajador». Contó que hace viajes en forma constante al norte hacia donde transporta elementos que tienen que ver con la apicultura y que regresa cargada con maderas. El jefe comunal destacó el gesto de responsabilidad social del afectado y afirmó que «es parte de la gente que se cuida y cuida a los demás, un trabajador que necesita estar sano para sustentar a su familia y no tiene tiempo de andar en otras cosas».

Medidas.

Gaggioli dijo que en líneas generales la población de Alta Italia viene cumpliendo las normas y desde el municipio han dispuesto los controles en el acceso principal y patrullas para recorrer las calles y detectar personas foráneas «y además ver que nadie incumpla con las medidas de prevención como andar con tapabocas y el distanciamiento»,

«Tenemos varios ingresos por caminos de tierra, es imposible vigilar todos y además hemos visto que cuando alguien intentar burlar controles lo logra. Por eso armamos esta tipo patrulla, el pueblo es pequeño y resulta más sencillo identificar a quienes son de afuera y de paso observar que los vecinos cumplan con la normas», dijo.

cargar mas artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Uñac participó en la inauguración de una planta de faena

El emprendimiento tiene una capacidad de procesamiento de 120 a 150 cabezas de ganado porc…