En el sector industrial dicen que cuando tienen serios problemas económicos por la pandemia y dificultades para vender sus productos vienen dos feriados seguidos, los del 9 y 10 de julio, y los van tener que pagar sin poder producir. Y desde el ámbito hotelero y gastronómico argumentan que luego del regreso del turismo interno hay muy buenas perspectivas para esos días y que necesitan trabajar. En la práctica, lo que se presenta es un conflicto de intereses entre dos sectores que, hasta ahora, no tendrá efecto local.

El subsecretario de Trabajo de la provincia, Jorge Oribe, dio a conocer que no ha recibido ningún cuestionamiento y que en ese caso los feriados quedan firmes porque así lo establece la legislación vigente.

El tironeo comenzó con un planteo de la Unión Industrial Argentina (UIA) y de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) al ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni, para que se suspendieran los feriados de la próxima semana. La explicación es que recién están retomando la actividad y que no hay margen para frenar un día más. “El costo de frenar y arrancar, para volver a frenar y volver a arrancar, es muy alto y no se justifica el feriado”, argumentaron. Y en San Juan, el titular de la central fabril, Hugo Goransky, sostuvo que por la situación de las empresas “en la Argentina no estamos para feriados y menos para tener que pagar doble”.

Es que el 9 de julio, cuando se celebra la Independencia Argentina, cae en jueves y al día siguiente, el viernes 10, el Gobierno nacional lo estableció como “feriado puente”, para incentivar el turismo. Pero la decisión se tomó mucho antes de la pandemia por el coronavirus. “Es una situación extraordinaria, los industriales no la estamos pasando bien, necesitamos generar recursos para afrontar nuestras obligaciones”, dijo Goransky. Entre ellas el pago de sueldos y aguinaldo al personal, proveedores y las obligaciones como impuestos y servicios.

Desde la Asociación de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos, Fabio Nievas expresó que hablaba a título personal “y sin querer confrontar con nadie, pero necesitamos trabajar para poder afrontar nuestros gastos después de tanto tiempo que los establecimientos han estado cerrados”.

A partir del miércoles pasado, el Gobierno provincial autorizó el turismo interno en la provincia y hay muy buenas perspectivas para el fin semana largo que comienza el jueves 9 (ver aparte).

Un informe a nivel nacional del sector advierte que de persistir la actual situación un 65% de los establecimientos hoteleros del país irá al cierre definitivo y lo mismo ocurrirá con un 75% de los locales gastronómicos. Entre ambas actividades dan empleo a unas 650.000 personas en todo el país.

En medio de la discusión, el titular de la Federación Económica, Dino Minnozzi, manifestó que “en esta cuestión creo que hay que ser solidarios y los argumentos son válidos desde ambos sectores. Hay que dejar al ámbito que se mueve alrededor del turismo que trabaje y para las industrias se podría pensar en alguna medida de excepción para que no tengan que pagar los feriados y dejar de producir”. En la cámara que preside hay representantes de ambos ámbitos.

Participación

140  Es la cantidad de empresas adheridas a la UISJ. Agrupan al 80% de los empleados del sector.

Puente

En Buenos Aires los representantes industriales se quejan también porque está el feriado puente, pero por las medidas de restricción en el AMBA por los casos de Covid-19 no están permitidas las actividades turísticas, como sí están autorizadas en provincias como San Juan.

Fuente: Diario de Cuyo

cargar mas artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

El 24 y 31 de diciembre en Caucete el comercio cerrara a la hora 17

La jornada laboral para las actividades comprendidas en el CCT 130/75, de empleados de com…